Los candidatos de Trump se impusieron en las primarias republicanas de Pensilvania y Carolina del Norte

18 de mayo de 2022

Varios de los candidatos respaldados por el ex presidente de Estados Unidos Donald Trump (2017-2021) cosecharon este martes victorias clave en una jornada de primarias que sirvió de termómetro para las elecciones legislativas de noviembre.

Trump demostró que su sello de aprobación sigue arrastrando a las urnas a la base republicana y que, por tanto, él no es una figura del pasado sino del futuro del partido.

En Pensilvania, un estado péndulo y de gran importancia en cualquier elección, ganó la nominación republicana para la Gobernación Doug Mastriano, una senador estatal de ultraderecha que ha repetido en la campaña las mentiras de Trump sobre fraude electoral en las elecciones de 2020, que ganó el demócrata Joe Biden.

De 58 años, Mastriano financió algunos de los autobuses que transportaron a Washington a los simpatizantes de Trump que asaltaron el Capitolio el 6 de enero de 2021.

Además, ha impedido que los periodistas acudan a cubrir sus eventos de campaña y se ha fotografiado en varias ocasiones con simpatizantes del movimiento conspiratorio QAnon.

EL DERECHO AL ABORTO SE DECIDIRÁ EN LAS URNAS

Mastriano se enfrentará en noviembre al actual fiscal general de Pensilvania, Josh Shaprio, quien se hizo este martes con la nominación demócrata.

El ganador de esa carrera en noviembre será posiblemente el encargado de decidir si las mujeres de Pensilvania tienen o no acceso a abortos seguros, ya que el Tribunal Supremo de Estados Unidos parece abocado a acabar con las protecciones federales a ese derecho en las próximas semanas.

Quedará entonces en manos de los estados decidir sobre el aborto y, en el caso de Pensilvania, los votantes tendrán que elegir entre el anti-abortista Mastriano y Shapiro, quien ha prometido que vetará cualquier intento de la mayoría republicana del parlamento estatal para restringir ese derecho.

Mientras tanto, también en Pensilvania, el recuento sigue sin mostrar un ganador claro en las primarias republicanas para uno de los escaños de ese estado en el Senado.

Según la CNN, actualmente hay casi un empate técnico entre el empresario David McCormick y el cirujano y famoso del mundo de la televisión Mehmet Oz, que había recibido el apoyo de Trump.

Antes de la medianoche, McCormick, que va a la cabeza por un puñado de votos, se dirigió a sus seguidores y les pidió que se fueran a casa porque el recuento seguirá mañana miércoles.

FETTERMAN, UN POLÍTICO NADA TRADICIONAL

El candidato republicano que salga vencedor de esas primarias se enfrentará con John Fetterman, que ganó en las primarias demócratas al centrista Conor Lamb y que la noche electoral estaba en el hospital tras haber sufrido la semana pasada un ataque al corazón.

Fetterman ha huido durante la campaña de aquellos que intentaban clasificarle en un extremo u otro del Partido Demócrata.

Con sus más de dos metros de altura y los brazos tatuados, tampoco tiene la apariencia de un político tradicional y ha asegurado en varias ocasiones que esa es una de sus fortalezas.

En un comunicado, el presidente de EEUU, Joe Biden, expresó este martes su apoyo por Fetterman y aseguró que el partido ahora está unido en torno a su figura.

RESULTADOS EN CAROLINA DEL NORTE

En Carolina del Norte, los resultados para los candidatos respaldados por Trump fueron mixtos. Por ejemplo, Ted Budd se hizo con la nominación republicana para uno de los dos escaños de ese estado en el Senado, pero el congresista Madison Cawthorn perdió su puesto en las primarias.

Cawthorn, de 26 años, había enfurecido al aparato del partido al asegurar en un podcast que otros legisladores republicanos le habían invitado a una orgía en Washington.

Forma parte, además, del ala más extremista del partido y fue uno de los legisladores que participó en el mitin que Trump dio fuera de la Casa Blanca el 6 de enero de 2021 y en el que invitó a sus simpatizantes a marchar al Capitolio para evitar que se certificara la victoria electoral de Biden.

En total, este martes celebraron primarias cinco estados: Idaho, Kentucky, Carolina del Norte, Pensilvania y Oregón.

La jornada marcó el inicio de la temporada de primarias para las elecciones del 8 de noviembre, en las que los demócratas defenderán sus estrechas minorías en las dos cámaras del Congreso.

Esos comicios de medio término suelen servir para medir el nivel de aprobación del presidente, en este caso Biden, por celebrarse dos años después de su investidura.

Fuente: www.infobae.com

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *