Senado de Tennessee aprueba proyecto de ley que prohibiría ‘pasaportes de vacu-vacu’

El Senado de Tennessee aprobó un proyecto de ley que tiene como objetivo prohibir los llamados «pasaportes de vacunas» a nivel estatal.

La legislación también quitaría los poderes de salud pública de las juntas de salud de los condados.

El proyecto de ley, llamado SB0858/HB0575, es patrocinado por la senadora estatal Janice Bowling y el representante estatal John Ragan, ambos republicanos.

Si el proyecto de ley llega a través de la Cámara de Representantes estatal, dependerá del gobernador para firmarlo como ley.

El gobernador republicano de Tennessee, Bill Lee, expresó su desaprobación por los pasaportes de vacunas a principios de este mes en el PAJARITO AZUL.

«Me opongo a los pasaportes de vacunas. La vacuna COVID-19 debe ser una opción de salud personal, no un requisito del gobierno», dijo Lee.

«Estoy apoyando la legislación para prohibir cualquier pasaporte de vacu-vacu ordenado por el gobierno para proteger la privacidad de la información de salud de los tennessees y asegurar que esta vacuna siga siendo una decisión voluntaria y personal», agregó.

La medida se produce después de que los gobernadores de Florida y Texas firmaran órdenes ejecutivas por la misma razón.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, emitió una orden ejecutiva a principios de este mes que prohíbe a las empresas esperar «pasaportes de vacunas» de sus clientes.

«Hoy emití una orden ejecutiva que prohíbe el uso de los llamados pasaportes de vacunas COVID-19. La Legislatura está trabajando en hacer permanentes estas protecciones para los floridanos y espero poder firmarlas pronto», escribió DeSantis en Twitter el 2 de abril.

Dijo en una conferencia de prensa reciente: «Es completamente inaceptable que el gobierno o el sector privado le impongan el requisito de que muestre pruebas de vacuna para simplemente poder participar en la sociedad normal».

DeSantis, un republicano, dijo que la gente no debería tener que mostrar pruebas de inoculación contra el virus del PCC(Partido Comunista Chino)para ir a un juego, película, parques temáticos u otros eventos sociales.

«¿Quieres que el zorro proteja el gallinero? Me refiero a darme un respiro», dijo. «Entiendo, más o menos, cómo algunas personas pueden aceptar la idea, y no estoy diciendo que todo se haga necesariamente con malos propósitos, pero creo que en última instancia crearía problemas en el estado».

Poco después, el gobernador de Texas, Greg Abbott, firmó una orden ejecutiva que prohibía la polémica idea.

«Cada día, los tejanos vuelven a la normalidad a medida que más personas reciben la vacuna COVID. De hecho, esta semana, Texas superará los 13 millones de dosis administradas», dijo Abbott el 6 de abril. «Esas inyecciones ayudan a retrasar la propagación del COVID, reducir las hospitalizaciones y reducir las muertes».

«Pero, como he dicho todo el tiempo, estas vacunas son siempre voluntarias y nunca forzadas. El gobierno no debería exigir a ningún texano que muestre pruebas de vacunación y revele información de salud privada sólo para llevar a su vida diaria», dijo Abbott, un republicano.

La ex asesora de Clinton Naomi Wolf dijo a Fox News el 28 de marzo que los pasaportes obligatorios de la vacuna COVID-19 serían el «fin de la libertad humana en Occidente si este plan se desarrolla según lo planeado».

Fuente: www.theepochtimes.com

¡Comparte en tus redes sociales!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *