La administración Biden (Morbosin) incorpora el aborto a la categoría de derechos humanos

El secretario de estado de los Estados Unidos, Anthony Blinken, dijo este martes que la política exterior de ‘derechos humanos’ de la administración Biden pondrá puntos claros en el aborto distanciándose del concepto que dejó la administración de Trump cuyo eje se centró en las libertades religiosas y en valores fundamentales como la vida.

En el contexto de la publicación del ‘Reporte de prácticas de derechos humanos de los países 2020,’ Blinken reafirmó su intención de dar un giro drástico al enfoque mantenido por su antecesor, Mike Pompeo, quien se centró en terminar con las persecuciones religiosas por parte de estados autoritarios como China y en garantizar cuestiones más básicas como la libertad de expresión.

Pompeo también fue un gran opositor a la idea de que el ‘aborto es un derecho’ y que los estados están obligados a financiar este ‘derecho’ de ideas impulsadas por las Naciones Unidas.

En 2019 el exsecretario de Trump lideró a 32 naciones para firmar la Declaración de Consenso de Ginebra en la cual condenaron a la ONU por promover el aborto como un ‘método de planificación familiar’ y obligaron al organismo a respetar la soberanía de cada nación a la hora de decidir sobre si el aborto debe ser legal o no.

Blinken criticó el reporte sobre las prácticas de derechos humanos de los países 2020, redactado en su mayoría antes de la administración de Biden, por estar ‘desbalanceado’ y dijo que se agregarán anexos que incluyan información sobre la mortalidad materna, la discriminación de las mujeres en el acceso a la atención sanitaria sexual y reproductiva, y las políticas gubernamentales sobre el acceso a los métodos anticonceptivos y la atención sanitaria durante el embarazo y el parto, términos que pueden resumirse en una sola palabra: aborto.

“Uno de los principios fundamentales de los derechos humanos es que son universales. Todas las personas tienen derecho a estos derechos, sin importar dónde hayan nacido, en qué crean, a quién amen o cualquier otra característica”, dijo Blinken. “Los derechos humanos son también iguales; no hay ninguna jerarquía que haga que unos derechos sean más importantes que otros”.

Sin embargo, enfatizar el aborto como ‘derecho’ al mismo tiempo que se niegan ser condena al genocidio en China, no parece balanceado tampoco.

Según un reporte del 2020, el aborto fue la primera causa de muerte a nivel mundial, con 43 millones de bebés por nacer que fueron abortados.

Si la premisa de Blinken es que ‘todas las personas tienen derechos’ entonces ¿Dónde está el derecho a nacer de estos seres? Y ¿por qué pensará él que matar estos niños es un ‘derecho humano’?

Fuente: bles.com

¡Comparte en tus redes sociales!

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.