Rusia y China confirmaron su asistencia a la cumbre del G20 pese a las tensiones con EEUU

Indonesia confirmó este jueves que el presidente ruso, Vladímir Putin, y el mandatario chino, Xi Jinping, asistirán a la cumbre del G20 que se celebrará en la isla de Bali el próximo mes de noviembre.

“Xi Jinping vendrá. El presidente Putin también me ha dicho que vendrá”, indicó el presidente indonesio, Joko Widodo, en una entrevista para el canal Bloomberg, en medio de las tensiones de estos países con Estados Unidos y sus aliados.

Widodo destacó la importancia de suavizar las tensiones geopolíticas y trabajar juntos para combatir los efectos de la pandemia y la inflación con el fin de contribuir a la prosperidad en los países.

El papel mediador que ha adoptado Indonesia como anfitrión este año del Grupo de los 20, que incluye a las mayores economías del mundo, contrasta con las divisiones entre los países occidentales y otros aliados como Japón frente a Moscú Beijing.

Estados Unidos y algunos países europeos han pedido la expulsión de Moscú del G20 debido a la invasión de Ucrania, que ha provocado una crisis de refugiados y ha elevado el riesgo de un ataque nuclear.

En marzo, la embajadora rusa en Yakarta, Lyudmila Vorobieva, informó que Putin tenía intención de asistir a la cumbre del Grupo de los 20.

Entonces, Vorobieva calificó de “desproporcionada” la presión diplomática contra Moscú y criticó que no se aprueben sanciones contra Israel por sus ataques a Gaza o contra Estados Unidos y la OTAN por el conflicto de Libia, como se ha hecho con Rusia por su invasión a Ucrania.

El pasado mes de junio, Widodo viajó a Rusia y a Ucrania, donde se reunió con los dirigentes de estos países, Putin y Volodimir Zelensky, para tratar de mediar en el conflicto.

“La guerra debe parar y se debe reactivar la cadena mundial de suministro de alimentos”, urgió Widodo en un discurso desde el aeropuerto internacional de Yakarta antes de partir hacia Alemania.

Las tensiones con China también han aumentado después de que la presidenta del Congreso estadounidense, Nancy Pelosi, visitara hace tres semanas Taiwán, el territorio que China considera una provincia rebelde.

La visita provocó unas maniobras militares chinas en torno a la isla, elevando el riesgo de que Beijing lance una invasión contra la isla, algo que Pekín no ha descartado, aunque aboga primero por reunificar el territorio mediante vías pacíficas.

Pese a las tensiones, la pasada reunión de ministros Exteriores y la de Finanzas del G20 en Bali, celebradas ambas en julio, tuvieron lugar con la presencia de Rusia, aunque sin la publicación de comunicados finales.

Fuente: www.infobae.com

¡Comparte en tus redes sociales!

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.