Nueva York aprobó una legislación que eleva de 18 a 21 años la edad mínima para comprar armas

Los legisladores del estado de Nueva York aprobaron este jueves una nueva legislación que eleva de 18 a 21 años la edad mínima para comprar armas semiautomáticas, como parte de un paquete para aumentar el control sobre las armas, tras la reciente matanza de Uvalde (Texas), en la que 19 niños fueron asesinados.

“Nuestro paquete legal sobre armas, líder en el país, acaba de ser aprobado por ambas cámaras. Nueva York está tomando medidas rápidas para fortalecer las leyes de alertas de seguridad, cerrar lagunas y proteger a las comunidades”, escribió en un breve mensaje la gobernadora, Kathy Hochul, que deberá firmar la ley para que entre en vigor.

La nueva ley también prohíbe la venta de munición que atraviese chalecos antibalas y revisa la conocida como ley de la “bandera roja”, para identificar a aquellas personas que eventualmente puedan causarse daño a sí mismas o a los demás en caso de estar en posesión de un arma.

De esta manera, Nueva York se convierte en el primer estado del país en restringir la compra de armamento tras el tiroteo de Uvalde y las recientes matanzas de Buffalo (Nueva York) y Tulsa (Oklahoma).

Horas antes, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, instó al Congreso y al Senado federales que prohibiera la venta de armas de asalto o en su defecto que se aumente la edad mínima para comprarlas de los 18 años a los 25 años.

Biden también pidió que se prohíban los cargadores de alta capacidad, que se refuerce la verificación de antecedentes de los potenciales compradores, que se aplique la ley para garantizar el almacenamiento seguro de las armas y que se “derogue la inmunidad que protege a los fabricantes de armas”.

Ayer, la Fiscalía General de Nueva York mostró mano dura contra el sector de las armas de fabricación casera, sometidas a una legislación muy restrictiva en el estado, y ordenó a casi una treintena de empresas que dejen de vender piezas o se expondrán a multas.

Las armas de fabricación casera (conocidas como “ghost guns” o armas fantasma) permiten, a partir de kits con piezas, ensamblar armas que son difíciles de rastrear para las autoridades dado que carecen de número de serie, y suelen ser utilizadas por personas que legalmente no pueden acceder a armas.

Por otra parte, los legisladores han aprobado varias medidas para fortalecer la protección legales para los proveedores de servicios de aborto, así como para las mujeres que vienen de fuera de Nueva York para abortar en un contexto en el que varios estados están optando por prohibirlo y mientras se espera que el Tribunal Supremode EE.UU. decida si anula o no el derecho al aborto a nivel federal.

Fuente: www.infobae.com

¡Comparte en tus redes sociales!

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.