La representante Marjorie Taylor Greene gana las primarias

25 de mayo de 2022

La representante estadounidense Marjorie Taylor Greene derrotó a cinco retadoras el martes en una carrera primaria republicana que puso a prueba cómo sus electores conservadores de Georgia juzgaron su turbulento período de primer año.

Greene, de 47 años, se convirtió en una celebridad de la extrema derecha del Partido Republicano con su elección hace dos años cuando aceptó la afirmación del expresidente Donald Trump de que las elecciones de 2020 fueron robadas.

Se enfrentará al ganador de una primaria demócrata tripartita en el distrito 14 del noroeste de Georgia, un escaño sorteado para dar a los republicanos una gran ventaja, en noviembre.

Greene permaneció en la boleta electoral primaria el martes en el Distrito Congresional 14 de Georgia después de un intento fallido de descalificarla por parte de los votantes de la oposición. Argumentaron que Greene participó en la insurrección al alentar los disturbios del 6 de enero de 2021 que interrumpieron la certificación del Congreso de la victoria presidencial de Joe Biden. El secretario de estado de Georgia y un juez de derecho administrativo desestimaron los reclamos.

Aún así, sus compañeros republicanos se negaron a darle a Greene un viaje gratis a la reelección. Aunque su primer mandato ganó seguidores leales, dejó avergonzados a otros en el Partido Republicano.

Al frente de la lista de republicanos que se postularon para expulsar a Greene en las primarias estaba Jennifer Strahan, fundadora de una firma de asesoría de atención médica en los suburbios de Atlanta que se presentó ante los votantes como una «conservadora sensata».

“Este no es el momento para políticos poco serios que solo quieren escucharse hablar”, dijo Strahan en un anuncio de campaña, sin mencionar a Greene por su nombre. En otro, declaró sin rodeos: “Nuestra actual representante de EE. UU. no está haciendo su trabajo”.

Greene fue despojada de sus asignaciones de comité el año pasado por los demócratas de la Cámara que la acusaron de difundir conspiraciones violentas y llenas de odio. En los últimos meses, Greene fue expulsado de Twitter por acusaciones de difundir información errónea sobre el coronavirus.

En un anuncio de campaña publicado recientemente en su página de Facebook, llama a Biden y a la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, “demócratas comunistas” que “odian a Estados Unidos, odian a Dios y odian nuestra forma de vida”.

Greene demostró ser lo suficientemente popular como para recaudar más de $9 millones para su candidatura a la reelección, lo que la colocó entre las principales recaudadoras de fondos del año en el Congreso, según la Comisión Federal de Elecciones. Greene gastó más de $6.6 millones antes de las primarias.

La recaudación de fondos de 391.000 dólares de Strahan quedó muy por detrás de la de Greene, pero eclipsó la de otros contendientes republicanos: el médico retirado Charles Lutin, el ingeniero James Haygood, el veterano de la Infantería de Marina Seth Synstelien y el ejecutivo de logística Eric Cunningham.

Abarcando un tramo del noroeste de Georgia desde el área metropolitana de Atlanta hasta la frontera estatal en Chattanooga, Tennessee, el distrito de Greene se vio atraído por los republicanos, incluso después de que los legisladores estatales cambiaran ligeramente sus límites durante la redistribución de distritos el año pasado.

Incluso con las probabilidades en su contra, tres demócratas compitieron por la oportunidad de desafiar a Greene en noviembre. El veterano del ejército Marcus Flowers lideró el campo demócrata con más de $8.1 millones recaudados. Se enfrentó a la dueña de una pequeña empresa Hollie McCormack y Wendy Davis, ex comisionada de la ciudad de Rome, en las primarias demócratas del distrito.

Fuente: www.newsmax.com

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *