La reacción de Donald Trump al reporte tras el allanamiento a su vivienda en Florida

El ex presidente estadounidense Donald Trump (2017-2021) reaccionó este viernes a la divulgación de una versión editada del documento con las razones que justificaron el registro de su mansión de Florida asegurando que no hizo nada malo.

“No hice nada malo. Básicamente hemos sido atacados, fuimos allanados. Abrieron las cajas fuertes, llevaron a muchos, muchos agentes del FBI, todo justo antes de las elecciones de medio mandato” de noviembre, publicó Trump en su red, Truth Social.

Trump subrayó que la declaración jurada hecha pública está “muy editada” y sin ninguna mención sobre armamento “nuclear” y tachó por ello lo sucedido de “subterfugio total de relaciones públicas por parte del FBI y del Departamento de Justicia”.

La llamada “declaración jurada” se difundió con gran parte del texto oculto y con muchos tramos cubiertos después de que el juez federal Bruce E. Reinhart, de un tribunal en Florida, autorizara el jueves la publicación de una versión reducida.

El Departamento de Justicia federal presentó al juez esta versión tras advertir en una audiencia del pasado 18 de agosto los riesgos a la “seguridad nacional” de la divulgación completa del texto.

“El juez Bruce Reinhart NUNCA debería haber permitido el allanamiento de morada en mi casa. Se desvinculó hace dos meses de uno de mis casos por su animosidad y odio hacia su presidente favorito, yo. ¿Qué cambió? ¿Por qué no lo ha hecho en este caso? ¡Obama debe estar muy orgulloso de él ahora mismo!”, añadió Trump.

El ex presidente republicano, de 76 años, reiteró en esa misma plataforma que su casa de Mar-a-Lago fue “allanada” pese a que los agentes podrían haber hablado con ellos “y tomado lo que hubieran necesitado”.

“Tomaron cosas que nunca debieron haberse llevado. Es una desgracia para nuestro país que no acaba nunca. La misma gente, las mismas filtraciones. Lo filtran a los mismos lugares y la misma gente. Nuestro país es un desastre”, recalcó.

Agentes del FBI allanaron la propiedad Mar-a-Lago de Trump en Palm Beach, Florida, el 8 de agosto, incautando cajas que contenían una gran cantidad de documentos altamente clasificados que Trump no había devuelto al gobierno a pesar de múltiples solicitudes y una orden para hacerlo.

La orden judicial para la redada citó tres estatutos penales, incluido uno que se rige por la Ley de Espionaje, que tipifica como delito obtener o retener ilegalmente información de seguridad nacional, y otro sobre la obstrucción de una investigación federal.

La versión no editada de la declaración jurada explicaría en detalle lo que el departamento está investigando en relación a Trump.

Fuente: www.infobae.com

¡Comparte en tus redes sociales!

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.