Empleados de Netflix renuncian tras el lanzamiento del stand-up “políticamente incorrecto” de Ricky Gervais

3 de junio de 2022

Varios empleados de Netflix han presentado la renuncia tras la publicación de Super Nature, el nuevo stand-up políticamente incorrecto del comediante británico Ricky Gervais, según informa Forbes.

En las dos horas de comedia, Gervais toca todos los temas tabú del momento, y no escatima chistes sobre la agenda LGBT, la disforia de género de los trans y demás tópicos que hoy le valdrían a cualquier otro una “cancelación cultural”.

Pero el programa rompió todos los récords de visitas de la plataforma de streaming, y es uno de los pocos shows que le está haciendo plata a Netflix en estos momentos, por lo que la compañía, a pesar de su marcada agenda progresista, ha decidido defender a Gervais como su gallina de huevos dorados.

Lo mismo había ocurrido hace unos meses con el programa de stand-up de Dave Chapelle, el comediante mejor valuado del momento. En su especial The Closer, Chapelle hace chistes sin filtro sobre la agenda progresista, lo cual llevó a varios empleados a hacer una huelga de 24 horas en las oficinas de Netflix.
Sin embargo, el CEO de la compañía, Ted Sarandos, salió en defensa del comediante afroamericano y envió un correo electrónico a todos sus empleados informándoles que si no les gusta el contenido que se sube a la plataforma pueden renunciar.
“Creo que es muy importante para la cultura estadounidense en general tener libertad de expresión. Estamos subiendo shows para mucha gente diversa que tiene opiniones diferentes, gustos diferentes y estilos diferentes y, sin embargo, no estamos haciendo todo para todos. Queremos algo para todos, pero no todo va a ser para todos“, justificó la decisión Sarandos.

Netflix adoptó en los últimos años un modelo de negocios que llevó a una brutal caída en la bolsa. Rescindió cientos de contratos de series muy exitosas como The OfficeFriendsHow I Met Your MotherParks & RecreationThe West Wing, entre otras, mientras que destinó todos sus recursos en producir series propias cargadas de mensajes políticos que a nadie le interesó.
Series como Dear White People o Sense8 resultaron en un fracaso financiero. Este modelo llevó a una fuerte caída en suscriptores, una situación que empeoró con la llegada de otras plataformas de streaming.
Durante la misma entrevista, Sarandos reconoció que han cometido errores en el modelo de negocios y pasó a elogiar a comediantes como Ricky Gervais o Dave Chappelle, diciendo que nadie piensa que su comedia “no es reflexiva o inteligente”, y que la gente simplemente tiene algo que decir porque no está de acuerdo con su punto de vista

Desde 2015, Netflix ha construido una reputación como el hogar de una amplia variedad de especiales de comedia, y junto con algunas joyas como Stranger Things y Squid Game, estos shows de stand-up se han convertido en la columna vertebral de los ingresos de la empresa.
Este año ya se han estrenado 22 especiales de comedia separados de una amplia variedad de comediantes, incluidos ChappelleGervaisAli WongKatt WilliamsDavid SpadeMike EppsRonny Chieng, y Aziz Ansari. Incluso se publicó este miércoles el especial sorpresa que el famoso comediante conservador Norm Macdonald filmó antes de fallecer. 
Esto marca un claro cambio de rumbo para Netflix, que atraviesa una crisis financiera importante, y la junta directiva ha decidido quedarse con los tramos más exitosos, sean de izquierda o de derecha.

Fuente: derechadiario.com

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *