El FBI lleva a cabo una investigación interna sobre su propia sonda Trump-Rusia ‘Crossfire Hurricane’

26 de mayo de 2022

La noticia de la revisión interna se produjo durante el testimonio del agente especial del FBI Curtis Heide el martes durante el juicio de Michael Sussmann, el primer juicio de la investigación de años del fiscal especial John Durham sobre los orígenes de la investigación Trump-Rusia.

Heide confirmó durante su testimonio que está siendo investigado por retener información potencialmente exculpatoria en una solicitud de orden de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA) ante el Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera.

Heide dijo el martes que la información exculpatoria en cuestión era una «grabación de uno de los sujetos».

Fox News informó por primera vez en 2019 que  la revisión de Durham se centraba en las transcripciones de las grabaciones realizadas por al menos una fuente humana confidencial del FBI que se reunió con el asistente de campaña de Trump, George Papadopoulos, en el extranjero en 2016, específicamente para analizar por qué cierto material «exculpatorio» de ellos no fue presentado en solicitudes posteriores de órdenes de arresto FISA contra Page.

Una fuente, en 2019, le dijo a Fox News que la «prueba de descargo» que podría incluirse en esas transcripciones, que fueron desclasificadas y publicadas en abril de 2020, era que Papadopoulos negaba haber tenido contacto con los rusos para obtener la supuesta «suciedad» sobre Clinton. .

Fox News obtuvo la  transcripción desclasificada  de la reunión grabada en secreto en abril de 2020. La transcripción reveló que la fuente humana confidencial presionó a Papadopoulos sobre si la campaña de Trump estaba involucrada en la intromisión rusa en las elecciones, algo que, según muestra la transcripción, Papadopoulos negó enfáticamente.

No está claro si esta es la información «exculpatoria» que Heide está bajo investigación por omitir en las solicitudes de orden de arresto FISA.

La transcripción, sin embargo, es de una conversación de más de 4 horas entre Papadopoulos y una fuente confidencial del FBI el 31 de octubre de 2016. Según las transcripciones obtenidas, la fuente humana confidencial (CHS) se reunió con Papadopoulos y le preguntó si pensaba Los rusos piratearon el Comité Nacional Demócrata (DNC) antes de la Convención Nacional Demócrata.

«No», respondió Papadopoulos.

Cuando se le preguntó si pensaba que los rusos tenían «intereses especiales» en las elecciones, Papadopoulos dijo: «Todo eso es una tontería. Nadie sabe quién los está pirateando», y agregó que «podrían ser los chinos, podrían ser los iraníes, podrían ser algunos de los seguidores de Bernie. Podrían ser anónimos».

Luego se le preguntó a Papadopoulos si pensaba que los rusos «tienen interés en Trump».

«Ellos, amigo, nadie sabe cómo va a gobernar un presidente de todos modos. No solo dices, oh, me gusta…», dijo antes de ser interrumpido. «No lo sé. Incluso el propio Putin lo dijo. Es todo, son como teorías de conspiración».

La fuente continuó presionando a Papadopoulous y dijo: «Siento que hay algunos partidarios de Trump que quieren manipular esta maldita elección a favor de Trump y, al mismo tiempo, no sé».

Papadopoulos bromeó: «Amigo, tú, tú… no hay trampa a su favor».

La fuente lo presionó, una vez más, sobre si pensaba que la campaña de Trump tenía algo que ver con la piratería del DNC.

«No, lo sé con certeza», dijo. «He estado trabajando con ellos durante los últimos nueve meses. Eso es y todo esto ha estado sucediendo, ¿cuánto, los últimos cuatro meses?»

Los comentarios hechos por Papadopoulos fueron dignos de mención porque, según los funcionarios, nunca se proporcionaron ni se incluyeron como evidencia ante el Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISC) cuando buscaban órdenes de arresto y renovaciones de órdenes para vigilar al asistente de campaña de Trump, Carter Page, por sospechas de vínculos de la campaña de Trump con Rusia.

Un funcionario del Departamento de Justicia en abril de 2020 confirmó la autenticidad de las transcripciones. El funcionario, en ese momento, le dijo a Fox News que la transcripción era solo una de una serie de producciones que el Departamento de Justicia realizó a raíz del informe del Inspector General del Departamento de Justicia, Michael Horowitz, sobre su revisión de la mala conducta de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA). .

Horowitz escribió en su informe, publicado en diciembre de 2019, que «el FBI no informó de estas conversaciones en el momento en que ocurrieron» y que «las solicitudes de renovación de FISA en Carter Page no incluían estas declaraciones».

Las transcripciones habían sido clasificadas, pero fueron desclasificadas en virtud de la decisión del expresidente Trump de mayo de 2019 de aprobar la desclasificación de documentos relacionados con la vigilancia de su campaña durante las elecciones de 2016.

El FBI obtuvo órdenes de arresto FISA contra el asistente de campaña de Trump, Carter Page. 

El expediente anti-Trump ahora desacreditado que contenía presuntos vínculos entre Donald Trump y Rusia sirvió como base para las órdenes de arresto FISA en su contra.

El expediente fue encargado por Fusion GPS, una firma de investigación de la oposición contratada por el abogado general de la campaña de Clinton, Marc Elias, para realizar una investigación contra Trump. Fue escrito por el ex oficial de inteligencia británico Christopher Steele y pagado por la campaña presidencial de Hillary Clinton y el Comité Nacional Demócrata a través del bufete de abogados Perkins Coie, donde trabajaban Elias y Sussmann.

Sussmann ha sido acusado de hacer una declaración falsa al FBI cuando le dijo a Baker en septiembre de 2016, menos de dos meses antes de las elecciones presidenciales, que no estaba trabajando «para ningún cliente» cuando lo solicitó y asistió a una reunión en la que presentó «supuestos datos y ‘libros blancos’ que supuestamente demostraban un canal de comunicación encubierto» entre la Organización Trump y Alfa Bank, que tiene vínculos con el Kremlin.

El equipo de Durham alega que Sussmann estaba, de hecho, trabajando para dos clientes: la campaña de Hillary Clinton y un ejecutivo de tecnología, Rodney Joffe. Después de la reunión con Baker, Sussmann facturó a la campaña de Hillary Clinton por su trabajo.

Sussmann se ha declarado inocente del cargo. 

Mientras tanto, Heide también testificó el martes que fue enviado a Washington DC en 2016 para unirse al equipo que investiga el servidor de correo electrónico privado de Hillary Clinton y el manejo de información clasificada. El nombre en clave del FBI para esa investigación era «Examen de mitad de año». 

Fuente: www.foxnews.com

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *