Alejandro Bermeo: “Petro es un cambio sin retorno por el camino que tomó Venezuela”

Hoy nos encontramos con el abogado e influencer político colombiano Alejandro Bermeo, para hablar de la coyuntura a menos de una semana de las elecciones de primera vuelta en Colombia.


P: ¿Cuáles narrativas se han impuesto al final de toda esta contienda?
AB: Colombia al igual que Perú y Chile ha visto girando el debate en relación a la cuestión del cambio contra el continuismo. La narrativa del cambio es un fraude porque simplemente se recurre a criticar un status quo con todos sus problemas sin mencionar en concreto cuál será el cambio, simplemente es el cambio por el cambio, el cambio en abstracto, y muchos proyectan en la palabra vacía del cambio lo que desean, pero cuando ven lo que realmente era ese cambio, un cambio para mal, se decepcionan. Es lo que está pasando en todos los países que apoyaron ese difuso cambio.


P: ¿Por qué el cambio es tan atractivo?
AB: Vivimos tiempos de grandes cambios, más que nunca los cambios hacen parte de nuestra sociedad, ¿Quién no quiere un cambio? Todos queremos cambios, pero cambios para mejorar, un mejor empleo, un nuevo negocio, un carro, una casa, el último celular, etc. Pero debemos entender que el cambio también puede ser para mal, perder el empleo, el negocio y hasta ser víctima de un atraco. Entonces debemos ser inteligentes y preguntarnos sobre realmente cuál es la propuesta de cambio y si ese cambio será para bien y no para mal.


P: ¿y qué es lo que propone Gustavo Petro, el llamado candidato del cambio?
AB:Precisamente el giro que propone el señor Petro no es beneficioso para el país, acabar con el ESMAD, indultar al grupo de terrorismo urbano “La primera línea”, negociar con paramilitares, nuevas FARC y ELN no traerá nada bueno para los colombianos., acabar con el sistema privado de pensiones y usar ese dinero para repartir subsidios es la destrucción total del sistema de propiedad privada, pan para hoy y hambre para mañana., acabar con la exploración petrolera, eventualmente con la extracción y el impedimento de técnicas como el fracking nos condena a la miseria, nos niega el derecho al desarrollo, la soberanía energética y nos somete a los designios de las potencias mundiales., la creación de dos nuevos ministerios, el de industria y el de la igualdad debería hacernos decir “que Dios nos encuentre confesados”., La política de Petro que atiza el odio de clases y de Francia Márquez que promueve el odio racial y a la empresa no serán un cambio para bien en el país. Petro es un cambio sin retorno por el camino que tomó Venezuela.


P: ¿Y qué hay con el continuismo que encarna Federico Gutiérrez?
AB: Efectivamente representa más de lo mismo. Como muchos colombianos, yo también quiero un cambio, pero hay que analizar las propuestas. Los colombianos están dispuestos a cualquier cambio por su justificado descontento con la clase política. Hoy Federico Gutiérrez representa la opción para ganar algo de tiempo en estos años, sin un trabajo a nivel cultural, es obvia e inevitable la llegada de un proyecto de izquierda como el que hoy encarna Gustavo Petro, a lo mejor, tendremos ese oxígeno para organizar una derecha mientras Fico hunde lentamente el barco en la presidencia. Sin embargo, todo indica que Fico hoy es el Petro de hace 4 años y no le alcanzará para derrotarlo, lo más preocupante de todo esto, es que la campaña del Pacto Histórico se fundamenta en un culto a la personalidad y han creado una base de votantes que como mínimo los mantendrá 8 años en el poder, tampoco debemos olvidar que cuando se les pregunta sobre si en Colombia hay democracia, ellos dicen que no, ¿entonces qué pasará cuando lleguen al poder?


P: ¿Qué le faltó a la campaña de Federico Gutiérrez?
AB: Dos asuntos principalmente. En primer lugar, se fundamentaron en una campaña antipetro donde básicamente esa ha sido la única virtud del candidato sin comunicar nada más. En segundo lugar y relacionado con el primero, ha sido una falta de norte ideológico que desde su victoria en la consulta de la “derecha” se diluyó y no ha dado claridad sobre las propuestas. Pensando que tenía asegurado el voto de la derecha se ha desfigurado y movido tanto al centro que muchos votantes de derecha están inconformes y buscan otras opciones. Por ejemplo, Fico pasó del no al ELN, del no al Acuerdo de Escazú, del no a la adopción homoparental y el no al uso de marihuana recreativa a un “no sabe”, pasó del sí al uso del glifosato a otro “no sabe”. Evidentemente la verdadera derecha en Colombia se encuentra secuestrada por el progresismo. Esto cambiará en los próximos años.


P: Y ya que hablas de derecha ¿Asistimos al fin del uribismo?
AB: El uribismo no es de derecha, pero algunos uribistas son de derecha. En este momento ni Uribe quiere ser Uribe, cualquier apoyo de Uribe o pronunciamiento oficial del Centro Democrático dañaría a Fico o a Rodolfo Hernández. Muchos creen que, en un gobierno alternativo, sea en el de Petro o Hernández el uribismo tomaría fuerza como oposición, esto no va a suceder, el presente y el futuro es posuribista y lo más seguro es que los proyectos de derecha que se conformen y quieran progresar no tendrán nada que ver con la figura de Uribe. Lo único que podría traer al uribismo a la vida paradójicamente sería que el expresidente terminara en la cárcel por el caso que se le adelanta por presunta manipulación de testigos.


Al final muchos uribistas se van a “reencauchar”, no sabemos cómo se llamarán en el futuro. En cuanto a los políticos del Centro Democrático, si no se adaptan a los nuevos tiempos y dejan atrás algunos discursos ya desgastados se verán superados por una nueva ola de activistas políticos de derecha que están naciendo, nuevos contextos, nuevas batallas, nueva derecha.


P: Muy interesante, ¿y qué pasará con Rodolfo Hernández?
AB: Los mismos que apoyan a Fico son conscientes que a este no le alcanzará en segunda vuelta para ganarle a Petro, básicamente ahora en primera ya pusieron todos los huevos en el sartén y quedarán muy, muy por debajo de Petro. Por estas razones comienza a sonar la figura del ingeniero, sin duda, podría darle la pelea a Petro en segunda, la gente lo sabe, muchos están abandonando a Fico a última hora. Lamentablemente, yo diría que si faltara un mes más de elecciones el ingeniero podría alcanzar a Fico pero no es así, la segunda vuelta ya está definida, sin embargo, si la diferencia entre Petro y Fico es como se prevé, la desmoralización de la “derecha” será tan grande que no se levantará, y al día siguiente, todo el mundo buscará cita con Gustavo Petro, el próximo presidente.


P: Bueno, pues vamos a esperar cómo se termina de configurar esta primera vuelta, la elección más importante de los últimos años en Colombia. Muchas gracias señor Bermeo.

¡Comparte en tus redes sociales!

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.