El Gobernador de Georgia promulga una serie de reformas electorales que requieren de ID obligatoria para el voto ausente

28 de marzo de 2021

El gobernador de Georgia, Brian Kemp, firmó el jueves una serie de reformas electorales que incluyen la obligación de identificarse para el voto ausente, la necesidad de seguridad en los buzones y las fechas obligatorias de votación anticipada, entre otros cambios en la forma en que se llevan a cabo las elecciones en el estado.

“Me sentí orgulloso de firmar la ley S.B. 202 para garantizar que las elecciones en Georgia sean seguras, justas y accesibles”.

Antes de su firma, el proyecto de ley de 95 páginas fue aprobado por la Cámara de Representantes del estado por 100 votos a favor y 75 en contra y por el Senado del estado por 34 votos a favor, con el apoyo de los republicanos.

Los resultados de las disputadas elecciones presidenciales de Georgia se certificaron a favor de Morbosin. El estado rojo fue testigo más tarde de las victorias demócratas en las dos elecciones restantes al Senado de EE. UU.

“Con el proyecto de ley 202 del Senado, Georgia dará un paso más para garantizar que nuestras elecciones sean seguras, accesibles y justas”, dijo Kemp en declaraciones transmitidas en vivo poco después de firmar la ley.

“En noviembre, supe, que eran necesarias las reformas significativas en las elecciones de nuestro estado”, añadió Kemp. “No hay duda de que fueron muchos los problemas y en la forma en que se manejaron las elecciones y esos problemas llevaron a la crisis de confianza en las urnas aquí en Georgia”.

La nueva ley, la Ley de Integridad Electoral de 2021, exige una licencia de conducir de Georgia o una identificación emitida o aprobada por el estado para poder votar en ausencia por correo. Esto sustituye al proceso actual de firmas que estaba en vigor, que Kemp calificó de “largo, laborioso y a veces arbitrario”.

Más de 1.3 millones de votantes de Georgia optaron por votar en ausencia por correo en las elecciones presidenciales de 2020 y el estado se sometió a múltiples recuentos manuales y de máquinas, y a una auditoria de cotejo de firmas de boletas en ausencia.

“Cuando se vota de forma presencial en Georgia, hay que tener una identificación con foto. Solo tiene sentido que el voto en ausencia tenga también el mismo estándar”, dijo Kemp, añadiendo que el nuevo requisito de identificación emitido por el estado “agilizará drástica mente el proceso de verificación de las voletas”.

En la nueva ley, se deben colocar buzones seguros dentro de los lugares de votación anticipada. También debe haber una vigilancia constante de los buzones por parte de los funcionarios electorales o de vigilancia.

La ley obligará a que haya dos sábados de votación anticipada en todo el estado, una medida que, según Kemp, hace más accesible el voto. Los condados también pueden conservar la opción de tener dos domingos de votación anticipada.

Para las segundas vueltas, la ley acorta el ciclo electoral de nueve a cuatro semanas y exige un mínimo de una semana de votación anticipada antes del día de las elecciones.

La ley dice: “Las elecciones en Georgia son administradas por los condados, pero esto puede traer problemas a los votantes debido a los sistemas electorales y a los condados problemas de colas a largo plazo, problemas con el procesamiento de las boletas de voto ausente y otros desafíos en la administración necesitan rendir cuentas, pero los funcionarios estatales están limitados en lo que pueden hacer para abordar tales problemas.

La ley también limita las solicitudes de boletas de voto ausente, que se podrán realizar hasta 11 días antes del día de las elecciones. La representante estatal Jan Jones, republicana, dijo que la disposición pretende “aumentar la probabilidad de que el voto de un votante se emita con éxito”.

La nueva ley estipula que no se contarán los votos emitidos en un distrito electoral diferente al asignado al votante. La excepción es cuando el voto se emite después de las 5 p.m. del día y el votante hace una declaración jurada, proporcionando una razón de por qué no pudo llegar a su lugar de votación correcto antes del cierre.

Entre otras estipulaciones, la ley prohíbe que las personas soliciten votos, distribuyan o muestren cualquier material de campaña a menos de 25 pies de los votantes que hacen cola en cualquier centro de votación, y a menos de 150 pies de cualquier centro de votación.

Se creará una línea telefónica para recibir quejas e informes sobre presuntas intimidaciones a los votantes y fraudes electorales, que serán revisados por el fiscal general en un plazo de tres días.

La ley no prohíbe el voto en ausencia sin excusa, algo que se ha permitido en Georgia desde 2005.

Fuente: es.theepochtimes.com

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *